CONSULTA A: MAMO DAWAWIKU IZQUIERDO


Nombre y apellido Mamo Dwawiku Izquierdo
Área de trabajo Líder Espiritual del Pueblo Arhuaco
País Colombia
Localidad Sierra Nevada de Santa Marta, Corazón del Mundo


¿Cree que  el uso de palabras positivas y armoniosas puede influir en nuestra vida?

Nosotros los Mamos de la Comunidad Arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, representamos la Paz. La Paz para nuestro pueblo no significa quitarse un fusil o dejar de lado cualquier otra arma. La paz para nosotros se extiende mas allá de la humanidad. Se extiende a todos nuestros hermanos los animales, las plantas, el agua, el suelo, la Madre Tierra, el Cosmos y el Universo.  Creemos firmemente que mientras la humanidad sea incapaz de entender esto, la paz no estará entre nosotros, porque todos estos seres son los hijos de la naturaleza, de la Madre Tierra, de la Madre Cósmica y por tanto son nuestros hermanos. Estos hermanos  nos pasaran las cuentas de cobro por todo lo que hacemos incorrecto con ellos.
Para nosotros el uso de la palabra no es solamente positiva o negativa. Para los Mamos,  la palabra es una ley, es una creación, es una semilla. Es en esta semilla donde la humanidad debe ser capaz de reconocer su propio lenguaje, el lenguaje del corazón.
La palabra es armonía, pero esta armonía de la palabra tiene que estar acorde con la transformación de la conciencia y la conducta de cada ser humano.

¿En que aspectos?

Esta transformación de la conciencia, y de la conducta  representan aspectos claves donde –cada uno de nosotros empieza a entender que los arboles, la briza, las aguas, las nubes, las montañas son nuestros hermanos.

Ante dicho comportamiento, el mundo natural empezara a corresponder dándole mas vida a la humanidad. Nosotros lo vivimos en la Sierra, cuando amamos y respetamos los bosques, conservamos el agua y hacemos nuestros pagamentos y sentimos a todos estos elementos como hermanos desde lo mas profundo de nuestra conciencia y de nuestro espíritu ellos responden con abundancia para el cuerpo, belleza y armonía para el alma. De esta manera, cuando nosotros llevamos estos recónditos sentimientos a la parte física de nuestro entorno, nosotros estamos creando. Es aquí cuando empezamos a crear el gran balance en la humanidad, en la naturaleza, en nuestra Madre Tierra y en nuestra Madre Cósmica.

¿Cuales serían en su opinión las consecuencias en lo personal y lo social?

Cuando la palabra emitida o comunicada no es entendida, no es comprendida y no es liberada adecuadamente desde los diferentes campos de energía que contiene dicha palabra, ella  puede traer consecuencias nefastas para la humanidad, la naturaleza y la Madre Tierra.
Entonces para nosotros los Mamos, la humanidad necesita conocer y practicar la verdadera palabra de la luz. Cuando las palabras no son bien entendidas, cuando no son bien liberadas, cuando no traen consigo la vibración de la luz, cuando se desconoce la verdadera ley de la palabra, se precipitan las sombras negras de la muerte, las sombras de un desarrollo mal entendido y mal diseñado que trae consigo avaricia y sed de poder. Muchas de estas consecuencias se están manifestando en la  humanidad sembrando terror, trayendo miedo  y destrucción a muchos pueblos.
La humanidad debe aprender a emitir la palabra desde la verdadera ley de ella, la palabra debe ser expresada desde el amor mas incondicional y puro que la pueda acompañar.

¿Cómo evalúa la relación entre el Léxico Cultura de Paz y la Convivencia en Paz?

El significado que le damos a la palabra es el de una semilla y cuando ella es emitida, el sonido que ella trae consigo, esta produciendo efectos positivos o negativos. Porque como hemos dicho, la palabra es una creación. Los Mamos hablamos que debemos tener un orden en la palabra. Es así como nosotros los Mamos y por ende el pueblo Arhuaco venimos de una cultura de Paz. Nosotros somos una de las culturas mas profundas de la Paz porque vivimos en armonía con todos los seres de la naturaleza, con toda la humanidad, con todos los seres del universo, de nuestra Madre Tierra y de nuestra Madre Cósmica. Esta cultura de Paz esta reflejada desde el mundo espiritual en el entorno y se manifiesta en la abundancia en que nosotros los pueblos indígenas vivimos en el corazón del mundo. Aquí, en el Corazón del mundo, nosotros vivimos en profunda convivencia con nuestros hermanos de la naturaleza, con las leyes de la creación, y en reconocimiento de que todo cuando vemos a nuestro alrededor tiene sus propias leyes naturales, sus propios padres y madres espirituales a las que nosotros debemos proteger, observar  y respetar.
Nosotros los Mamos sabemos que si la humanidad lograra alcanzar este entendimiento, empezaríamos a crear culturas de Paz .

¿Cual es su poder?


La palabra tiene un inmenso poder porque ella trae consigo dos grandes leyes: La Ley de la creación o ley de Origen y la ley del Balance entre lo masculino y lo femenino, entre lo positivo y negativo. Así la palabra es capaz de crear todos los escenarios que se manifiestan en nuestro entorno. Lo cual quiere decir que si hablamos palabras negativas, damos poder a esa palabra a crear ambientes negativos alrededor nuestro. De la misma manera, si nosotros comunicamos palabras desde el amor, creamos entornos de amor. La palabra es entonces un universo infinito con un poder de creación igualmente infinito. La palabra entonces, tiene el poder de sanar o de enfermar.

En estos ejemplos, observe según su parecer los efectos de las palabras positivas y armoniosas en el uso cotidiano:

 A medida que cada ser humano aprende a conocer la palabra y a usarla con el poder infinito que ella tiene, puede para aliviar dolores y sanar heridas no solo de si mismo y de sus congéneres pero también de los bosques, de las montanas de los animales y del mundo. La palabra nos ayuda a enfrentar desafíos, traer soluciones y a reafirmarnos a nosotros mismos como los balanceadores de la humanidad y de la Madre Tierra. Nosotros los Mamos, creemos, practicamos y vivimos nuestra espiritualidad en cada acción, en cada pensamiento, en cada deseo y en cada pagamento. Tenemos que aprender a ser conscientes de que cada palabra que emitimos esta nutriendo, afectando a otros a nuestro alrededor. La palabra es un templo, es una creación, es un tesoro de ley tanto en lo positivo como en lo negativo.  La Paz es el resultado de la armonía, del orden y del respeto a todos nuestros hermanos humanos y no humanos. La paz es posible cuando cada uno de nosotros asume la responsabilidad de crear paz en nosotros mismos y en nuestros entornos.