Dalai Lama - Premio Nóbel de la Paz 1989

“La doctrina de Buda podría resumirse en dos frases. Ayuda a los demás y si no los ayudas, por lo menos, no los perjudiques.
Esta doctrina se enraíza en el plano del amor y de la compasión.
Les pido, les ruego que traten de desarrollar al máximo la compasión, el amor y el respeto a los otros, compartiendo sus sufrimientos, intensificando la preocupación por el bienestar ajeno y reduciendo el egoísmo.
No importa que crean en Dios o en Buda. Lo importante es que tengan un corazón bueno y cálido en la vida cotidiana.
Esa es la razón de la vida”.